Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

viernes, 6 de noviembre de 2015

VAL CLUSA


Conocer la zona de Dolomitas me ha costado dos viajes, pero a toro pasado, la verdad es que no me puedo quejar. Aunque es cierto que en 2014 bajamos poca cosa, en agosto de 2015 recuperamos el tiempo perdido y descendimos sistemáticamente, uno tras otro, todos los barrancos imprescindibles del parque nacional y sus alrededores. Tras la toma de contacto del Ciorosolin, el Soffia fue el primero por su belleza, y el Zemola, el segundo por su carácter. Descendidos éstos, llegaba el turno del descenso de más envergadura de la zona: el Clusa.

uno de tantos rápeles estéticos
Sobre gustos no hay nada escrito, pero rebuscando, siempre oiréis hablar del Soffia como máximo exponente de los barrancos de la zona. Para mí, sin embargo, el mejor descenso de los que he bajado en Dolomitas es el Clusa. Es posible que no tenga los juegos de luces del anterior, pero sin duda es mucho más completo, con rápeles muy continuados aunque con algún tramo de progresión por río que no hace que desmerezca. El descenso presenta unas treinta y nueve cascadas, y supone unas siete horas de trabajo contínuo con rápeles, destrepes y saltos, todo ello en el característico escenario calcáreo de Dolomitas. El conjunto proporciona una jornada mucho más que satisfactoria, con todo lo que uno espera de un buen barranco.

Por lo demás, el descenso ha sido bien equipado -a base de químicos y parabolts-, pensando en caudales altos. Eso hace que muchas reuniones queden alejadas, cuando no expuestas. Con un buen volumen de agua, el descenso se antoja complicado. Con un caudal normal, como el que nosotros encontramos, las complicaciones serán menos pero no pierde interés.

El barranco está forzosamente dividido en dos tramos por una presa artificial. Para esquivarla, lo recomendable es no bajar a la última poza, y tomar un sendero que la bordea y luego baja al muro de la presa. Por una trampilla y unas escaleras volveremos al fondo del cauce y podremos continuar nuestro recorrido. La segunda parte es mucho más corta que la primera, pero muy buena.


rápel de mala recuperación (30 m aprox.)...
...pero el barranco enseguida se estrecha y deja jugar


saltos estrechos, pozas profundas
rápeles cortos pero estéticos


los inquilinos del barranco no nos esperaban
el paso clave del descenso si esto va fuerte
  
el rápel más alto del descenso (36 m), en la confluencia con la Val del Canton de i Pez (izquierda)

acercándonos al final de la primera parte...
...recorriendo un tramo magníficamente encañonado


en la segunda parte el caudal aumenta: mejor no entrar si tuvimos problemas en la primera


últimos pasos, obligados por el activo


Datos de interés

Fecha del descenso: 12 de agosto de 2015

Cotación: v4 a4 V

Acceso desde: Belluno (Veneto, Italia)

Combinación de coches: no

Aproximación: Desde Belluno, tomaremos la carretera SR204 a Mas, y de allí, saldremos en dirección a Agordo por la SR203. Al llegar al punto kilométrico 18/II, aparcaremos en un apartadero a la derecha. Allí mismo tomaremos el sendero balizado 546, y en dos bifurcaciones seguiremos las indicaciones al barranco. Cuando el camino se aproxima a él, accederemos al cauce (tiempo, de 1 hora y media a 2 horas). La primera cascada no está equipada; en la segunda encontraremos un químico oculto en la pared derecha.

Descenso: 7 horas aproximadamente

Retorno: Una vez finalizado el descenso, pasaremos bajo la carretera y saldremos a esta por la izquierda, a unos cinco minutos del aparcamiento.

Rápel más largo: 36 metros

Material: cuerdas, 2 x 40m; neopreno completo

Lo mejor: deportivo, completo y continuado

Lo peor: muy resbaladizo, sobre todo el tramo final

Puntuación personal (de 0 a 4): 3,7


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails