Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

viernes, 16 de junio de 2017

CANYON DU GOURZY


Finalizado el Canceigt sin contratiempos y con todo el día aún por delante, uno se plantea, evidentemente, la idea de hacer otro descenso para completar la jornada. Como los caudales de los mejores barrancos del lugar se mantenían intratables, escogimos un descenso de segunda fila que no conocíamos: el canyon du Gourzy.

Encontramos exactamente lo que esperábamos: un descenso de esos que nunca sirven de primer plato, pero que completan la jornada y no decepcionan siempre que hayas bajado antes algo mejor. Aún así, hay que decir que el Gourzy es un descenso cómodo y ágil, excavado lo justo y sin grandes rápeles, pero también continuado y agradecido. El caudal no es elevado, de manera que se intuye que su mejor momento es aquel en el que Bitet y demás todavía van demasiado fuertes.

No hay mucho que explicar sobre él, de manera que cierro esta crónica con cuatro fotos y los datos necesarios para bajarlo. No da para más.

inicio del descenso
el carácter abierto genera muchos juegos de luces


tiene algún paso estrecho, aunque no abundan
en el rápel más largo, de veinte metros



Datos de interés

Fecha del descenso: 27 de mayo de 2017

Dificultad:  v3 a2 II

Acceso desde: Laruns (Pirineos Atlánticos, Francia)

Combinación de coches: Sí

Aproximación: Saldremos de Laruns, esta vez en dirección a España, por la carretera principal (D934). Pasaremos Eaux-Chaudes y un kilómetro más allá, al llegar al desvío hacia Goust, dejaremos aparcado un primer vehículo. Con el segundo volveremos atrás, hacia Eaux-Chaudes, y tomaremos una pista forestal que sale a doscientos metros de un establecimiento llamado "La Caverne" (por lo estrecho de la vía, para tomar esa pista será necesario bajar hasta el pueblo a dar la vuelta). Ascenderemos hasta llegar al puente de Gourzy, en el que comienza el descenso.

Descenso: Unas dos horas y media.

Retorno: Al llegar a la confluencia con el Ossau, cruzaremos el cauce y seguiremos hacia la izquierda. En pocos metros encontraremos un sendero que asciende hasta la carretera y el coche.  Tiempo, unos 10 minutos.

Rápel más largo: 20 metros

Material: cuerdas 2 x 25m, neopreno completo.

Observaciones: El caudal del barranco no es elevado, pero hay que prestar atención al gave d'Ossau, que tendremos que cruzar al finalizar el descenso. Si va demasiado fuerte, volver al coche puede resultar peligroso.

Lo mejor: los quince rápeles se suceden con una buena continuidad, sin tiempos muertos.

Lo peor: descenso poco formado, uno más.

Valoración personal (de 0 a 4): 2,3


jueves, 1 de junio de 2017

CANYON DU CANCEIGT


Si con la Sierra de Guara, como ya he explicado alguna vez, mantengo una relación basada fundamentalmente en el odio, con los Pirineos Atlánticos franceses me sucede exactamente lo contrario. Es cierto que sus barrancos resbalan mucho, y que en ellos abundan los troncos y árboles caídos que dificultan la progresión y que te la pueden jugar en cualquier poza, sí... pero a mí, personalmente, me encanta su carácter salvaje y su exuberancia. 

el Canceigt guarda rincones de gran belleza
He estado bastantes veces en el valle de Ossau, y este pasado fin de semana volví una vez más. Finales de mayo es una época extraña, en la que la mayoría de los descensos más apetecibles empiezan a dejarse mirar, pero no tocar aún... y así fue. Después de comprobar que los caudales de Bitet y Soussoueou se mantenían mucho más allá de lo aconsejable -ya lo suponíamos, pero la esperanza es lo último que se pierde- optamos por combinar dos descensos más asequibles: Canceigt y Gourzy.

Del segundo hablaremos otro día. Del Canceigt, lo había bajado hacía muchos años y guardaba un buen recuerdo, por lo que no me importaba repetirlo. Hoy, después de haberlo bajado por segunda vez, mi recuerdo se mantiene, aunque matizado.

Estamos ante un barranco técnicamente sencillo, asequible y rápido de bajar (unas dos horas). El estrecho inicial es bonito, y su gorga final forma salas muy bellas, con juegos de luces y una cascada en semipenumbra con mucho ambiente pese a sus escasos trece metros. Sin embargo, entre ambas zonas se interpone un tramo de cauce abierto sin interés, por fortuna lo suficientemente  breve.  

primeros resaltes del descenso
entrada a la magnífica gorga final

Una curiosidad: de mi anterior descenso, en 2004, guardaba el recuerdo de un rápel en el que el agua seguía el dibujo de las vetas en la roca. Ese rápel hoy es imposible: un tronco enorme, cruzado a lo largo de la cascada, impide la maniobra desde la reunión original, situada en la pared izquierda. En su lugar, no queda otra que rapelar desde el final de un pasamanos situado en el lado opuesto.

El penúltimo rápel a día de hoy, por fuera del activo...
...y en 2004, cuando se bajaba más cerca del agua.

El último rápel (13m) por el agua, aunque...
...una reunión alternativa permite hacerlo por fuera.

El barranco merece realmente la pena por su estética, tan característica de la zona; la lástima es que no sea el doble de largo. Como eso es algo imposible, es necesario combinarlo con alguno de sus vecinos para rellenar la jornada. Y esa era la función que nosotros le otorgamos al arrec du Gourzy.



el corazón de la gorga final
Datos de interés

Fecha del descenso: 27 de mayo de 2017

Dificultad:  v3 a3 II

Acceso desde: Laruns (Pirineos Atlánticos, Francia)

Combinación de coches: Sí

Aproximación: Saldremos de Laruns, en dirección norte, por la carretera principal (D934). A unos pocos cientos de metros, pasado un pequeño supermercado, tomaremos un desvío a la derecha en dirección a Béost, cruzaremos la gave d'Ossau y giraremos a la izquierda para llegar a un aparcamiento junto a la orilla del río. En él veremos un cartel con la normativa del descenso y un croquis de la situación general. Dejaremos aquí nuestro primer coche, y con el segundo volveremos atrás para continuar subiendo hacia Beóst. Prestaremos atención y en breve, ya en el pueblo, nos desviaremos a la izquierda siguiendo las indicaciones a Hameau de Bages. Por esta nueva carretera trazaremos varias curvas, superaremos el núcleo de Bages y, tras una curva a la derecha, veremos a la izquierda un aparcamiento en el que dejaremos nuestro segundo coche. En él hay otro cartel indicativo. Ya con lo necesario a cuestas, ignoraremos un sendero muy empinado que desciende desde el mismo aparcamiento y buscaremos otro, más marcado y cómodo, unos metros más arriba. Por él, descenderemos al cauce en pocos minutos. Nos cambiaremos y sólo tendremos que avanzar río abajo hasta llegar a las primeras dificultades. Tiempo aproximado, 10 o 15 minutos.

Descenso: Unas 2 horas.

Retorno: Superados los últimos resaltes, encontraremos un empinado sendero con escalones y cuerdas fijas, bien indicado, que sale del cauce por la orilla derecha. Por él acabaremos saliendo al asfalto y volviendo al aparcamiento inferior. Tiempo, unos 20 minutos.

Rápel más largo: 13 metros

Material: cuerdas 1 x 30m, neopreno completo.

Observaciones: El descenso tiene una regulación específica, que obliga a utilizar los aparcamientos descritos más arriba y a respetar un horario (de 09:30 h a 17:30 h según los carteles) para compatibilizar barranquismo y pesca.

Lo mejor: descenso de gran valor estético, sobre todo en la gorga final.

Lo peor: el nada interesante tramo de caminata por el río entre el primer estrecho y la gorga final.

Valoración personal (de 0 a 4): 2,5


Fotos: Sergi López, Xavi Guerrero

Related Posts with Thumbnails