viernes, 23 de enero de 2015

MONTSERRAT: MIENTRAS LLEGA EL BUEN TIEMPO


El invierno nunca ha sido una época demasiado propicia para el descenso de barrancos. A pesar de que en las reseñas de bastantes cañones figura que su época ideal es "todo el año", en enero generalmente no apetece demasiado enfundarse el neopreno. Y aunque de un tiempo a esta parte el barranquismo invernal o glaciar ha pasado a ser una especialidad más del barranquismo, no dejará de ser algo minoritario.

un servidor, en el torrent Fondo hace unos años
Sin embargo, muchos no se resignan a cerrar la temporada en octubre y reabrirla en abril. Para todos aquellos que no pueden soportar estar varios meses sin barranquear, pero que huyen del agua fría como gato escaldado, siempre quedarán los barrancos secos. Sí, no son lo mismo... pero al menos sirven para calmar el ansia y mantener abierta la temporada todo el año.

En Cataluña, si hay una zona que alberga un buen número de barrancos secos es la montaña de Montserrat. Su relativa cercanía a la costa y su baja altitud hacen que las temperaturas sean más agradables que en el Pirineo, y difícilmente encontraremos nieve o hielo. Y para colmo, está a media hora escasa de Barcelona y su área metropolitana, y a pie de autovía. Muy accesible para un gran número de barranquistas.

mapa de la zona con la situación de los canales equipados para el descenso - cartografía del ICGC


El Santa Caterina, de noche. ¿Llega?
Los descensos de esta zona, eso sí, tienen un carácter propio. Montserrat es un macizo de conglomerado que no tiene cursos de agua activos: tan solo torrentes que recogen el agua de lluvia y se mantienen secos practicamente siempre, con alguna poza de agua estancada y poco más. Por ello, salvo excepciones hablaremos de descensos poco o nada pulidos y algo o bastante vestidos. En fin... no se puede tener todo.

Sin embargo, las posibilidades de completar estos barrancos con otras actividades son casi infinitas... El macizo está cosido a vías de escalada y ferratas tan conocidas como la Teresina.

Tampoco podemos olvidar que Montserrat es una zona natural protegida con el rango de Parque Natural. En 2008, el patronato del parque aprobó una extensa regulación sobre la que escribí en su momento, y que puede consultarse aquí.




Los descensos
 
Dicho todo esto, vayamos al grano. Éstos son, bajo mi criterio personal y a grandes rasgos, los descensos más destacables del macizo:


Torrent dels Caragols

Aunque pertenece a un sector de Montserrat considerado como cara norte en la bibliografía, en realidad este torrente discurre hacia el sureste. Alterna zonas vestidas y abiertas con otras más encajadas y formadas. El tramo final, el más característico e interesante, está formado por un caos de bloques colgados en el interior de una chimenea. Esos bloques crean una especie de cueva por cuyo interior progresaremos y montaremos varios rápeles.

Zona: Can Maçana-Frares (cara sur)
Aproximación: 1 h 15 min, tanto desde Can Maçana como desde el Bruc
Descenso: 1 h 30 min a 2 h
Retorno: 1 h 45 min a Can Maçana; 35 min al Bruc
Rápel más alto: 42 m

En 2007, tras descender este barranco, escribí en el blog la correspondiente crónica y posteriormente colgué su reseña.

uno de los rápeles iniciales, más abiertos
Frank, progresando bajo techo en la chimenea final




salida del rápel de 30 metros, punto final del Tres en Raya
Canal Roja (Tres en Raya)

Junto con el Sajolida, el descenso más conocido y seguramente el más transitado de Montserrat. Y es por algo: en su completo recorrido encontraremos pasillos estrechos y tramos verticales, rápeles cortos, largos e incluso un volado final. Vale la pena. Recientemente ha sido reequipado con la colaboración de la FEEC, por lo que ahora mismo debe encontrarse en perfectas condiciones en todos los sentidos.

Zona: Collbató-Can Jorba (cara sur)
Aproximación: 1 h
Descenso: 2 h 30 min
Retorno: 10 min
Rapel más alto: 30 m

Para conocer con más detalle la Canal Roja, podéis consultar en este mismo blog esta entrada de 2009.
 




Canal del Migdia (Joc de l'Oca)

descenso nocturno de la Canal del Migdia
Otra canal con tramos bien formados, en esta ocasión equipada tanto para el ascenso como para el descenso. Cae hacia el sur en paralelo a la Canal Roja, de manera que es una buena idea combinar ambas, ascendiendo por el Joc de l'Oca para, una vez arriba, descender por aquella.  Como de los que reseño aquí, es de los de menor entidad, para darle algo más de gracia nosotros lo hemos descendido de noche en alguna ocasión. 

Zona: Collbató-Can Jorba (cara sur)
Aproximación: 1h 20 min
Descenso: 1h 30 min
Retorno: 15 min
Rápel más alto: 15 m



Clot de Sajolida

Posiblemente estamos ante el mejor descenso del macizo, el más formado e interesante, con bastantes rápeles, marmitas pulidas y tramos bien encañonados. Por desgracia, también es el más inaccesible: debe pedirse autorización para descenderlo, y sólo se permiten 10 personas/día (ver). Fuera del período comprendido entre el 15 de agosto y el 15 de noviembre no se conceden permisos. El descenso puede alargarse por arriba, entrando por el torrente de Bugaders, y por abajo, continuando por el torrente del Pont. Merece una visita. 

Zona: Collbató-Vinya Nova (cara sur)
Aproximación: 1h 30 min
Descenso: 3 a 4 h
Retorno: 35 min
Rápel más alto: 21 m

el Sajolida presenta tramos estrechos y bien pulidos
el tramo final es el más vertical del descenso




rapelando en el Santa Caterina
Torrent de Santa Caterina o de la Font Seca

Descenso poco o nada formado que cae sobre el merendero próximo a las cuevas del Salnitre. Es uno de los torrentes más largos de Montserrat, y su recorrido íntegro puede llevar unas cinco horas. Sin embargo, la parte más vertical, deportiva y contínua es la última. Ese tramo final, tan corto como el Joc de l'Oca, también se presta a los descensos nocturnos.


Zona: Collbató-Serrat de les Garrigoses (cara sur)
Aproximación: 35 min (parte inferior)
Descenso: 1 h 45 min (parte inferior)
Retorno: 10 min
Rápel más alto: 25 m

El torrente está equipado tanto para su ascenso como para su descenso. Podéis encontrar la reseña, fotos e información más detallada de la parte inferior en esta entrada.

 

al pie del último rápel, en el paso de la Barra
Torrent Fondo

Torrente menos conocido que sus vecinos, pero que no desmerece. Tiene tramos estrechos y ocho rápeles con bastante continuidad. El último de ellos supera un caos de bloques encajados en una vertical tras un flanqueo algo aéreo.

Este corto recorrido también está equipado para hacerlo de forma ascendente.


Zona: Collbató-Serrat dels Monjos (cara sur)
Aproximación: 1 h 30 min
Descenso: 1 h 15 min
Retorno: 35 min
Rápel más alto: 12 m







rapelando junto a las cadenas que permiten el recorrido ascendente




Torrent de Santa María o Vallmala

rápel en el inicio del tramo inferior
Este descenso, único de los que reseño que no se encuentra orientado hacia la cara sur del macizo, tiene un largo recorrido y pasa por la zona más humanizada de la montaña. Su parte superior es interesante, estrecha, sinuosa y bien formada en alguno de sus tramos, y finaliza junto al monasterio. Su parte inferior tiene un carácter más abierto y vertical, menos interesante, parte de la estación inferior del funicular y discurre hasta la carretera en buena parte bajo las cabinas que vienen y van. Como curiosidad, ambos tramos quedaban conectados por la canalización subterránea del torrente, que cruzaba por debajo de la plaza central del monasterio mediante un túnel.  Por desgracia, desde que el patronato estableció la regulación actual ese túnel y el tramo superior están prohibidos, y sólo es posible descender la última parte.
 
Zona: Monasterio (cara noreste)
Aproximación: 10 min desde la estación superior del funicular.
Descenso: 3 h 30 min
Retorno: inmediato
Rápel más alto: 30 m

Encontraréis más información de este torrente en la entrada que escribí en su momento sobre él.



con la prohibición del tramo superior, se ha perdido...
...la posibilidad de recorrer la parte más interesante



Otras posibilidades

la balma de Can Solà
Además de los torrentes que he destacado en estas líneas, hay muchos otros equipados para ser descendidos (Xacó, Gat, Pas de la Panxa, Misser, Lloro, etc.), de longitud, estética e interés diversos. Algunos, como el torrent de la Cova, apenas tienen recorrido y su interés es más paisajístico que deportivo; en este caso, el finalizar en la balma de Can Solà, la más grande de Cataluña con sus tres mil metros cuadrados.

Por último, desgraciadamente debemos descartar algunos descensos, que quedaron prohibidos con la regulación de 2008. Es el caso de la Coma dels Naps en la cara sur, y de dos torrentes de la cara norte: el Jom-Urquiza y el vertical M-80. Los tres están incluídos en el mapa que habéis visto más arriba, pero sólo con la intención de dar su localización aproximada.




Bibliografía


Si os han interesado los descensos descritos podréis encontrar más información sobre ellos, de forma dispersa, en internet... o bien acudir a la librería. Para moverse por la montaña de Montserrat con soltura, recomiendo las siguientes obras en papel:
  • Canals equipades, vies ferrades i altres racons equipats del Parc Natural de Montserrat. Lídia Ill e Iván Fernández, Publicacions de l'Abadia de Montserrat, 2010 (en catalán). Recopilación exhaustiva de los diferentes recorridos por la montaña, con topografías detalladas y toda la información necesaria.
  • Mapa - guía excursionista Montserrat, 1:5.000/1:10.000. Ed. Alpina, 2009 (en castellano, catalán e inglés).



Related Posts with Thumbnails