viernes, 25 de abril de 2014

CÓRCEGA PERFECTA


Bastia, 06:30 horas de la mañana del 12 de abril. Una metálica voz de mujer, a través de la megafonía, nos saca a todos de nuestro letargo. Saltamos de nuestras literas, nos vestimos y subimos a cubierta. Suena una pieza de música clásica, un vals, y siguiendo su ritmo, nuestro ferry entra lenta pero elegantemente en el puerto, como pavoneándose. A estribor, el desolado muelle de carga que superamos me parece congelado en el tiempo desde marzo del año pasado, como si los camiones, los contenedores y demás aparejos no se hubieran movido desde la última vez que atracamos aquí. Como si después del escaso resultado del viaje anterior nos hubieran estado esperando, seguros de que volveríamos.

Me es inevitable sentir un cierto déjà vu al atracar. Vuelve a recibirnos un cielo grisáceo y amenazador, aunque no tanto como el año pasado. Por suerte toda similitud se quedará ahí, y en los días siguientes David, Bernat, Natxo, nuestro amigo Oscar y yo disfrutaremos en general del buen tiempo, de los caudales adecuados, de la camaradería y de unas cuantas cervezas y Coca-Colas frías. Gracias a ello, cumpliremos con el plan previsto y disfrutaremos al máximo de lo que ofrece un viaje entre amigos por esta isla.

el último rápel del Piscia di Gallu, uno de los más bellos


A continuación os dejo las conclusiones sobre logística y descensos que he obtenido de mis dos viajes a la isla, por si os son de utilidad.


Sobre Córcega


¿Cómo ir?

mapa de la isla con los descensos
Es obvio que se requiere barco o avión para llegar a Córcega. Existen múltiples rutas en ferry para llegar hasta allí, que nos permiten llevar nuestro coche y olvidarnos de alquilar uno en la isla. Desde Barcelona se puede viajar con Grimaldi Lines hasta Porto Torres (Cerdeña), para luego tomar un segundo ferry que en poco rato nos deje en el puerto corso de Bonifacio o incluso en Ajaccio. Esta ruta tiene el inconveniente de que Grimaldi solo opera desde Barcelona un par de días a la semana. Si sus fechas no nos van bien, no queda otra que viajar por autopista hasta los puertos franceses de Toulon o Marsella, los más próximos a España, para embarcar desde allí hacia la isla en un viaje que dura unas once horas con Corsica Ferries. Normalmente los puertos de destino son Bastia o Ajaccio.

Nosotros nos decidimos por viajar en coche hasta Toulon, y tomar allí un ferry con destino a Bastia. Desde allí bajamos hasta nuestro primer objetivo en la zona de Alta Rocca y el albergue (unas 2h 15 min de viaje). Tras unos días aquí, cambiamos a la zona de Porto Piana, para el último día salir en ferry de Ajaccio a Toulon y de nuevo autopista hasta casa. 



¿Qué descender? 

Simplificando, puede decirse que los mejores descensos de la isla se reparten entre dos zonas concretas: Alta Rocca y Porto Piana. No entraré ahora en detalles sobre cada barranco: los iré desgranando uno a uno en este blog (exceptuando al Purcaraccia, que ya reseñé el año pasado y no me parece digno de una segunda piada).

ALTA ROCCA. Esta zona alberga los barrancos más famosos de Córcega. En general, he de decir que se trata de pequeños juguetes, descensos muy cortos y sin dificultades destacables salvo quizá el Piscia di Gallu; descensos que posiblemente sabrán a poco al barranquista con un buen bagaje a sus espaldas. Aquí bajamos los siguientes:
  • Purcaraccia. Descenso estético pero excesivamente sobrevalorado a mi entender. Muy abierto y sin dificultades, y en verano, lleno de bañistas según parece.
  • Vacca. Acuático, juguetón, estético y divertido, pero breve como el resto.
  • Pulischeddu. Entretenido, un buen complemento a sus vecinos.
  • Piscia di Gallu. Buen ambiente y gran rápel final, pero ¡terriblemente breve!
  • Baracci. Otro juguete. Aunque técnicamente pertenece a la zona de Taravu, más al oeste, su primera parte -la mejor- puede combinarse con el Piscia di Gallu para completar la jornada.

Además de los mencionados, desde esta zona también podemos descender los cañones Piscia in Alba y Tignoso. Aquí hablamos ya de barrancos de mayor envergadura, sobretodo en el segundo caso, aunque por tener un caudal más elevado son descensos reservados al periodo estival.



salto dentro del Ruisseau de Vacca, con el característico color verde esmeralda de sus aguas


PORTO PIANA. En esta segunda zona encontraremos descensos algo más largos y también más completos, al estilo continental. Nuestros objetivos aquí fueron los siguientes:
  • Richiusa. Estético, entretenido y bien formado, con pasos que pueden complicarse con caudal elevado. Realmente está a caballo entre esta zona y la anterior, por lo que es una buena opción para el día de traslado de una a otra.
  • Sulleoni. Barranco según los patrones continentales: mayor trabajo con cuerdas, continuidad, abundancia de rápeles y una magnífica vertical de 65 metros. Muy bueno y completo.
  • Ziocu. Junto con el anterior, para mí lo mejor de nuestra visita. Caudal elevado, pasos interesantes y una bonita pero inaccesible cascada de 22 metros con un rápel imposible en estas condiciones. Estético y caudaloso.
Otro descenso obligado de la zona, con el caudal adecuado, es el Dardu: un barranco con bonitos pasos y final en el mar que habitualmente lleva un caudal bajo, y que en este segundo viaje no revisitamos dando por sentado, a la vista de nuestra experiencia, que su caudal sería demasiado flojo. 


la cascada de 65 metros del Sulleoni
emoción en el Ziocu, el más agitado de los mencionados


  
¿Dónde dormir?

vistas desde nuestro apartamento en Vico
Como ya he avanzado, los barrancos más conocidos de Córcega se reparten entre las zonas de Porto Piana (centro oeste) y Alta Rocca (sureste). Aunque la isla no es muy grande, su complicada orografía hace que los desplazamientos por carretera sean lentos, largos y pesados. Por ello, no es recomendable plantar el cuartel general en un único sitio y hacer todos los barrancos desde allí. Nosotros hemos optado, en los dos viajes, por alojarnos en los alrededores de Zonza para los barrancos de Alta Rocca, y luego trasladarnos a Sagone o cercanías para los descensos de Porto Piana. Viajando en Semana Santa, en esta última zona pueden encontrarse a través de internet apartamentos de alquiler por precios razonables tanto en Sagone como en Vico, por ejemplo. Para la zona de Alta Rocca, estos días nosotros nos hemos alojado en el albergue de Bavella, algo alejado de la costa y la zona turística pero con un precio razonable, cocina y a poca distancia de barrancos como Purcaraccia, Vacca o Piscia di Gallu. Si se prefiere tienda o bungalow en un camping, hay que tener en cuenta que muchos abren sólo en verano.



¿Cuándo ir?

Posiblemente no hay época perfecta. En abril y sin lluvias acumuladas, los barrancos que hemos hecho (Purcaraccia, Vacca, Gallu, etc.) llevaban un caudal idóneo, pero Tignoso, Alba o Chjuvonu no eran viables. En verano estos últimos estarán en su punto, pero los primeros irán demasiado flojos. Salvo que vuestro objetivo preferente sea el Tignoso, para visitar el resto del top ten lo mejor es la primavera. Escoged en función de lo que busquéis, pero no olvidéis que, en julio y agosto, los precios y el número de turistas aumentarán.


Fotos: Bernat Castells, Xavier

1 comentario:

jordi dijo...

Buena i útil información. Tenemos intención de visitar la isla la proxima semana. por casualidad teneis las topos de los barrancos que descendisteis. tengo algunas pero me falta información. si a demas teneis tracks tambien me seria útil.
Un cordial saludo Jordi Pujolar.

mi correo para recibir la info és:
aspresxtrem@gmail.com.

Salut i Barrancs.

Related Posts with Thumbnails