sábado, 6 de mayo de 2017

BARRANCO OS COCHÁS Y MASCÚN INFERIOR


Con Guara tengo, desde hace tiempo, una profunda relación amor-odio. Amor, porque es uno de los primeros lugares en los que barranqueé, por esa gran concentración de descensos de calidad, por los buenos momentos vividos en sus gargantas y por la belleza de sus rincones. Odio, por la masificación, por ese estiaje que convierte sus barrancos en secarrales y por los robos que regularmente azotan los aparcamientos menos concurridos.

El lado oscuro se impuso al más amable de forma temprana, y por ello no he llegado a pisar muchos de los clásicos de la zona. Aunque parezca imperdonable, no he bajado el Vero, ni la Peonera. Y tampoco tengo fecha prevista para hacerlo, la verdad: lo siento, es algo personal. Sin embargo, de vez en cuando surge alguna propuesta lo suficientemente interesante como para olvidar por un rato la manía que le tengo a Guara, y como para coger los trastos, cargar la furgoneta y poner rumbo a Alquézar o a Rodellar.

La idea era, en esta ocasión, bajar el barranco de Os Cochás. En el fondo, eso no es más que una de las diferentes maneras que existen de bajar el Mascún (un clásico que sí he bajado, y varias veces). Tiene el inconveniente de saltarse las primeras cascadas del cauce principal, pero también la ventaja de desembocar en él, como dice Enrique Salamero en su biblia Sierras de piedra y agua, "de la mejor manera posible y en su sector más grandioso".

Y allá que fuimos.


Barranco Os Cochás

El descenso se inicia de una forma nada especial, en terreno excavado aunque vestido. Un primer rápel, aéreo y estéticamente muy guarero, da paso a un tramo vestido y a un par de rápeles de escaso interés.


el primer rápel, de 25 metros
tramo abierto en el tercer rápel, de pocos metros

Sin embargo, a partir del cuarto rápel el barranco se encaja y empieza a mostrarse interesante. A través de él se accede a unos pasillos y, finalmente, a la tirada que conduce a la gran vertical sobre el Mascún. El encajamiento en los últimos metros es muy bueno, y un bloque enpotrado crea incluso la sensación de estar adentrándote en las profundidades de la montaña.

el rápel de 20 m que da entrada a la zona estrecha...
...y la entrada a la vertical final (R 15m)

Eso es cierto y, al mismo tiempo, no lo es. El pequeño tajo que estamos recorriendo llega a su final, pero para precipitarse en otro mucho más largo y profundo: el Mascún. Es hora de afrontar un rápel de cuarenta metros ligeramente inclinado que se asoma al abismo, y que requiere un péndulo final para acceder a la última reunión de este afluente. En realidad este no plantea problemas, porque la roca agarra y la distancia es escasa. Basta con rapelar desplazándonos hacia la derecha para alcanzar la reunión sin problemas. Una vez en ella, sólo hay que tener en cuenta que en la instalación no caben más de tres personas. Las vistas del Mascún desde este privilegiado balcón son impresionantes.

salida al vacío: primer rápel de 40
un último R 40m nos dejará en el fondo del abismo

 
Barranco de Mascún Inferior

Descendiendo por nuestro particular hilo de araña nos posamos en un tramo llano del Mascún, justo antes de un largo pasillo y la entrada al Pozo Negro.

nadando nuestros primeros metros en el Mascún
Añadir leyenda

El pasillo -más bien una calle- da paso a un primer rápel de apenas cinco metros. Es la antesala del Pozo Negro, en el que encontraremos unos bloques sifonados desde los que descender con cuerda hasta una poza oscura y algo angosta que da nombre al paso. Estamos en pleno corazón del barranco de Mascún, una zona estrecha y sin escape posible en la que debe prestarse atención en caso de caudal elevado. Esos bloques sifonados, justamente, nos dieron un susto al tragarse a uno de los miembros de nuestro grupo en un descuido. La corriente lanzó al compañero cascada abajo hasta el pozo, y aunque volvió a casa bastante magullado y dolorido, pudo acabar el barranco por su propio pie y sin lesiones que lamentar. Hubo suerte.


un pequeño rápel, antesala del pozo negro
recogiendo cuerda en lo más estrecho del Mascún


pasamanos y rápel que dan salida al pozo negro
la última poza de esta galería, con fuerte caudal


si el barranco ya es bello, con caudal es espectacular
rápel corto que nos saca de la zona estrecha


gestionando los últimos pasillos estrechos
Después del Pozo Negro, hay que encadenar tres rápeles cortos, de hasta cinco metros, para salir de los oscuros y alcanzar unos nuevos estrechos, esta vez de recorrido horizontal. Tras ellos, el escenario vuelve a ser el de un cañón sinuoso y de altas paredes, en el que se progresa disfrutando del entorno sin otra dificultad que un último rápel opcional de seis metros. Si se nos hace largo, podremos evitar algunos pasos y caos por senderos alternativos. De esta forma aceleraremos el paso para llegar al ensanchamiento definitivo del cauce, en el que daremos por finalizado el descenso e iniciaremos el retorno.

Sin duda, una actividad completa por esfuerzo y contenido. Como decía aquel, "a programar sin dudar" para todos aquellos que ya han bajado el Mascún y buscan repetirlo añadiéndole alguna novedad.




Datos de interés

Fecha del descenso: 1 de abril de 2017

Dificultad: Os Cochás v4 a1 III; Mascún v4 a4 III

Acceso desde: Rodellar (Sierra de Guara, Huesca)

Aproximación: Aparcaremos a la entrada de Rodellar, cruzaremos el pueblo y junto a las últimas casas, ya con el río a la vista, bajaremos por la derecha para cruzarlo y saltar al pequeño barrio que hay al otro lado. Una vez allí, tomaremos a mano derecha el antiguo camino de Cheto. Al llegar a esa pequeña aldea seguiremos camino arriba, en direcció a Pozo Nieve y Bagüeste. Bajaremos una vaguada y al otro lado, tras un collado, remontaremos el barranco de la Virgen por su izquierda orográfica. Más adelante, el camino cruza el cauce y sube fuertemente. Sin dejar el camino, llegaremos a un pedregal. Ojo aquí: tendremos que seguir las indicaciones a Letosa y descender unos metros por ese pedregal para encontrar el camino correcto. Por él, cruzaremos el cauce del Fornazos y finalmente llegaremos a una bifurcación, ya justo delante de nuestro barranco. Aunque tiente seguir el ramal de la izquierda, el de la derecha conduce de forma mucho más cómoda al cauce, completamente seco y algo vestido en sus inicios. Progresaremos un centenar de metros y llegaremos a las primeras dificultades. Tiempo aproximado, 2h 40min.

el famoso delfín, en la recta final del retorno
Descenso: Unas 3 horas para Os Cochás, más 1 hora en los estrechos de Otín.

Retorno: Una vez finalizadas todas las dificultades, progresaremos río abajo por un sendero que cruza una y otra vez el cauce. Ya cerca del pueblo, saldremos definitivamente de aquel hacia la izquierda, remontaremos unas gradas y saldremos a las casas desde las que iniciamos la aproximación al descenso. Tiempo: 2 horas aproximadamente.

Rápel más largo: 40 metros

Material: cuerdas 2 x 45m, neopreno completo para el Mascún

Observaciones: Aunque la reunión del primer rápel de Os Cochás no promete nada bueno, el resto del equipamiento está en buen estado en general. Recomendable buscar fechas en las que el caudal del Mascún sea interesante, o al menos, normal. Con caudal alto (nuestro caso), los oscuros del Mascún ganan muchos enteros.

Lo mejor: la vertical final del afluente es una magnífica forma de acceder al Mascún

Lo peor: el primer tramo del Os Cochás no tiene apenas interés

Valoración personal (de 0 a 4): 2,7 para Os Cochás (3,5 para Mascún)


Fotos: David Sánchez, Sergi López, Xavi Guerrero

4 comentarios:

Antoni Mora dijo...

Hola a todos! soy el que me tragò el sifòn, os explico para que sirva algùn dìa a alguien: Desde hace muchos años siempre he nadado de espaldas las badinas ya que soy mal nadador. Aquì hice lo mismo pero me confiè y al llegar al final de la badina , tuve la mala fortuna de quedar encarado de espaldas justo en el agujero del sifòn y el agua empezò a tirar de la mochila hasta que me venciò y bajè de espaldas con la cabeza por delante....
Tuve tres impactos contra las paredes:hombro, pierna i cabeza pero ninguna fractura... Consejo: Si nadais de espaldas vigilad! Gracias a los colegas que montaron dos equipos, unos fueron a buscar el heli y los otros me ayudaron a llegar a Rodellar.

Joan Guirao Belmonte dijo...

Excelente cronica del descenso y una muy buena inmersion al Mascun. Si no fuera por el incidente (por suerte sin consecuencias) un dia perfecto en Guara.

Anónimo dijo...

Hola, Xavi

Sólo felicitarte por la guía de cañones y barrancos de la Ribagorza que acabas de publicar y que ya me he agenciado. Como no hay una entrada dedicada al libro y no tengo facebook, lo hago desde aquí. La guía, muy currada, con muchos descensos inéditos hasta el momento o que contaban con información muy pobre y/o dispersa. Muy bien redactada.

Salut!

"Marmitaño" (el nick que usaba en la vieja web "cañones y barrancos")

Xavi Guerrero dijo...

Muchas gracias, Marmitaño! Cuanto tiempo sin leernos, que tiempos aquellos de Cañones y Barrancos... :) Me alegro de que te haya gustado!

Saludos!!

Related Posts with Thumbnails