Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

lunes, 29 de junio de 2009

AIGÜETA DE ERISTE IV


Para este fin de semana Carlos, David y yo dudábamos entre Eriste IV y Llech, ambos teóricamente con caudal alto. El viernes supimos que el primero llevaba un caudal bastante alto pero era factible, mientras que el segundo había bajado ya prácticamente a caudal normal, de modo que escogimos acercarnos a Benasque el sábado por la tarde. David (Sml) del blog barraNKOs se unió a nosotros en el viaje, y ya en Castejón de Sos nos reunimos con sus compañeros de blog Alex (Droid) y Quim.

Para la aproximación, partiendo de Castejón de Sos en dirección a Benasque por la carretera A-139, cruzaremos la población de Eriste. Tras pasar el puente sobre el río y ver la central hidroeléctrica, debemos estar atentos: por la izquierda sale una pista señalizada con indicaciones al refugio "Angel Orus", que debemos tomar. Continuaremos por ella hasta encontrar un desvío a la izquierda indicando "Puente de Tramarrius". Podemos seguir por ahí hasta el puente, o si no nos fiamos (es estrecho y pedregoso) aparcar donde podamos en el mismo desvío. El descenso se inicia bajo el puente.


Nada más empezar tenemos una referencia clara del caudal del descenso. Bajo el puente veremos a la izquierda un tobogán con drosage en su salida. En la roca, a la derecha se forma un pequeño canalón: si por él baja un hilillo de agua o bien está seco, el descenso va en sus condiciones "normales" de caudal alto pero sin excesos. Sin embargo, vaya como vaya no debemos infravalorar nunca este tipo de descensos: presenta muchos movimientos de aguas vivas, que si no interpretamos correctamente o salvamos con las técnicas adecuadas nos pueden crear graves problemas.














Después del tobogán se llega a un pasillo lleno de espuma, en el que puede rapelarse hasta la instalación de la primera cascada. En ella no puede evitarse el agua, y la recepción es agitada. Si va demasiado fuerte, como era nuestro caso, el pasillo y la cascada pueden evitarse rapelando desde un árbol a la izquierda.























Seguimos por un pasillo y a continuación llegamos a un rápel bastante estético, de 25 metros. Tras él vemos un pequeño resalte. La espuma oculta una roca a la izquierda, y en este punto se han producido varios accidentes. Debe saltarse lejos y hacia la derecha, cerca de la pared.


































Continuamos por otro pasillo que nos conduce a otro resalte, rapelable (8 metros) o saltable. Más adelante, la garganta se abre y llegamos a una zona abierta por la que podemos escapar si es necesario.

















Seguimos adelante, y llegamos a un tobogán de 8 metros, evitable por la izquierda. Su recepción también estaba bastante agitada... pero en esta ocasión podía hacerse. Tras él llega otro de 25 metros, impresionante.







































A continuación llegamos al rápel del "rulo", de 25 metros. Aquí el caudal, canalizado por la derecha al principio del rápel, cambia al lado izquierdo formando un rulo que debe sortearse. La poza es larga, cosa que debe preverse para la posterior recuperación de cuerdas.
























Tras esta cascada viene un pequeño e irregular tobogán de 6 metros, que finaliza en una poza con contracorriente en la que estuvimos jugando un rato y nos hicimos la foto de grupo de rigor.














Quedan aún un par de rápeles cortos por hacer, pero ello supone continuar caminando después por el cauce durante media hora antes de salir de él. Por ello, en este punto nosotros abandonamos por la derecha, subiendo hasta encontrar una canalización y el sendero que sube desde el pueblo de Eriste. Ascendiendo por él, en 20 minutos estamos de nuevo en el puente de Tramarrius y en el coche. En cambio, si lo que queremos es realizar el descenso completo, podemos hacer combinación de coches y dejar el primero en Eriste, junto al puente y ante la central hidroeléctrica.

En definitiva, encontramos el barranco en condiciones de caudal alto, aunque al conocerlo de descensos anteriores no tuvimos ningún problema. El escenario fue magnífico, y la compañía también fue muy grata. Después de unos platos combinados (los unos) y unas cervezas (los otros) en Castejón de Sos, nos volvimos para casa. A los amigos Droid, Quim y Sml, sólo deciros que lo pasé muy bien, y espero que volvamos a quedar para futuros descensos...

Una buena reseña, como siempre, en Cañones y Barrancos.

5 comentarios:

Noa dijo...

ahora me toca a mi, eh!!!
jijijiji
que pasaaaaadaaa!!

sml dijo...

Buena crónica, ya pondré mis foto-videos mañana.

Si quereis "pasarlo bien" de nuevo con nosotros, veniros al Núria este sábado jaja. "Diversión" asegurada ;)

manu dijo...

sin comentarios...pero fantastico descenso,la envidia no es sana,jeejejej.

David dijo...

Hola familia...
Sin palabras, de lo mejor que he descendido este año.
Ir al Nuria,uuufff...ya me gustaria ya, pero es que habia quedado el sabado para ver la peli Bambi 2 en High Definition...jejeje!!!!

Droid dijo...

Buena crónica y las fotos muy chulas.
Nosotros también nos los pasamos muy bien, habrá que repetir otro día :)

Related Posts with Thumbnails