jueves, 25 de junio de 2009

SALT DE SALLENT DE OLOT


Esta semana nos apetecía hacer algo más técnico, así que el martes escogimos el Salt de Sallent de Sant Privat d'en Bas, en la comarca gerundense de la Garrotxa. El descenso consiste básicamente en una cascada de unos 135 metros que se fracciona en cinco rápeles instalados con químicos en medio de la pared, dos de ellos colgados, con un volado y un péndulo incluidos.

Para la aproximación al descenso, tomando como referencia la ciudad de Olot, debemos salir por la carretera C-152 en dirección a Les Preses, y una vez allí continuar por la GIP-5226 en dirección a Sant Privat d'en Bas. Pasaremos varias casas unifamiliares, y cerca del núcleo del pueblo, en una bifurcación, tomaremos la pista asfaltada que sale por la izquierda. Pronto pasa a ser pista de tierra, pero la seguiremos sin desviarnos, siempre en dirección Salt de Sallent, hasta llegar a una barrera que corta el paso. Aquí dejaremos aparcado el coche, y seguiremos a pie.

Continuaremos caminando por la pista, siguiendo las indicaciones "Salt de Sallent per les escales". El sendero pasa a estar señalizado con unos postes. Debemos seguirlos hasta que nos llevan al cauce del río, pero ¡ojo! Los postes se acercan una primera vez al río, y al otro lado parece haber camino: no es por ahí (de las tres veces que he bajado Salt de Sallent o Cavorques, me he equivocado dos...). Debemos seguir por la orilla derecha hidrográfica, donde encontraremos más postes, hasta que éstos nos conduzcan nuevamente al cauce y veamos un poste también al otro lado. Por ahí, el camino zigzaguea y asciende hasta llegar a los prados que hay en lo alto. Luego el sendero nos deja en el cauce del río Gurn y el inicio del descenso. Si quisiéramos bajar el Cavorques, sólo tendríamos que cruzar y continuar cien metros más allá. En estas fechas el caudal es mínimo, una fina cortina de agua en la cascada que te moja sólo en el R35, y en el resto si sopla el viento.

Después de equiparnos, iniciamos el descenso con un rápel de quince metros. Y el susto: tirado en la repisa, algo más abajo, vimos lo que parecía un cuerpo. Era un maniquí completamente vestido, con zapatos y guantes, pero la primera impresión ahí queda. Lo hicimos caer cascada abajo, donde se reunió con otro más, vestido exactamente igual. ¿Espantapájaros? ¿Una broma macabra? Qué mal rollo...














Ese primer rápel nos lleva a la reunión del segundo, colgado en la salida de la repisa aunque con un pequeño apoyo para los pies. Desde ahí bajamos diecisiete metros más, hasta la reunión del tercer rápel, el más técnico de inicio a fin.























El tercer rápel parte de una instalación colgada, que cuenta con varios químicos para montar un pasamanos. Al poco se convierte en un rápel volado -recordad que en este momento estamos a unos 100 metros del suelo-, y al llegar a la siguiente reunión estamos a un metro y pico de la pared, por lo que hay que pendular un poco para llegar a la repisa.

































Desde ahí bajaremos otros cuarenta metros. La cascada empieza a perder verticalidad a medida que nos acercamos a su base, y llegamos a unas gradas. Encontraremos la última de las reuniones, desde la que otro rápel de 40 metros nos dejará en tierra definitivamente firme.






















































El Salt de Sallent y el Cavorques, que vemos permanentemente a nuestra derecha hidrográfica, se unen aquí. Después de unos resaltes, superaremos un engorgamiento con un rápel de 30 metros. Aquí bajaba algo de agua, aunque nos mojaba poco más que los pies, y la poza de recepción estaba sucia. Tras ello, unos pocos resaltes más nos dejan de nuevo en el camino de acceso: sólo queda desandarlo.





8 comentarios:

manu dijo...

Bonito descenso,una pena que el tito manu no a podido asistir a tal evento. :(
Veo que anais,ya has extrenado ese MEGAcasco,jeejejeje,bien echo.
Un Abrazo a los 4!

:)

sml dijo...

Joer con los "espantapájaros"!!! Si es una broma, hay que ser bastante cabrón con los accidentes que hemos tenido en las últimas semanas :(

David dijo...

Muy guapa esta vertical, aunque tener que hacer pendulo, me da a mi que no seria de mi agrado...jejeje!!!
Anais, que bien sienta ir con un casco nuevo por 0€ eh???

Un abrazo!!!

Xavier dijo...

La verdad es que los muñecos daban muy mal rollo, y más después de los accidentes de estos días, sí... Como broma, sería una pu##da.

David, Anaïs ya ha estrenado su casco. Ahora sólo falta hacer un nocturno para que tú estrenes ese frontal nuevo!!!

Manu, déjate de raftings y otras maric.... y vente este domingo con nosotros a tragar agua en un barranco!!!

Aixara dijo...

Chicos, que pasada de vertical, como mola.
Anais el casco esta de lujo yo tendre que ir a escalar para estrenar la mochila que em toco jajaja
Un besote para todos

Juanma dijo...

Bueno Anaïs se ha estrenado con una gran vertical, felicidades, ahora a por las aguas vivas!

¿Pero que leches hacían allí esos muñecos? Menudo gracioso el que los ha dejado allí.

Un abrazo, Juanma.

Xavier dijo...

Vaya!!! Veo que en el Gorgs le tocó algo a todo el mundo... menos a mí!! Jajajaja.

Juanma... lo de las aguas vivas se está resistiendo, pero acabará cayendo ;).

Nos vemos!!

sml dijo...

Si te sirve de consuelo, a mi tampoco me tocó nada en el GORGS-MAYENCOS...

Related Posts with Thumbnails