Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

martes, 7 de julio de 2015

GORGES DE BIOUS-GABAS


En el valle de Ossau hay barrancos imprescindibles y completos, como el Bitet o la Besse; cortos pero interesantes, como el Canceigt o el Soussoueou... y también cortos y prescindibles, como el descenso del que hablaremos ahora. Con semejante carta de presentación, más de uno dejará de leer aquí mismo... Sin embargo, os animo a que no lo hagáis. Hasta del más insignificante descenso podemos sacar algo positivo. Y además, no me extenderé mucho.

Después de echar un vistazo a los caudales de otras opciones más conocidas y recomendables, para complementar al barranco de la Besse acabamos escogiendo descender las gorgas de Bious-Gabas. Ninguno lo habíamos descendido antes, de modo que al menos conoceríamos algo nuevo. Después de haberlo descendido, la descripción es ésta: el descenso consiste básicamente en superar algo más de un kilómetro de río, relativamente ancho en general y con tan sólo un par de estrechamientos puntuales separados entre sí. Las dificultades consisten en un par de rápeles al inicio, de hasta 9 metros, y en tres saltos, de los que el segundo no es nada recomendable por haber un árbol con sus ramas esperándonos en el fondo. Lo demás es progresión por río, un río de roca pulida y vegetación verde exuberante, pero progresión por río al fin y al cabo. A mí me recordó, por formación y cauce, al Barrosa (Huesca), aunque con menos agua. Y como en él, también hay una presa, aunque en este caso situada en el inicio.

El descenso no nos pareció gran cosa, pero aún así tuvimos suerte. Tras los dos rápeles iniciales encontramos un nevero enorme taponando el cauce. Bajo él, el agua había formado una cueva de hielo, y no quedó otra que meterse en ella para superar el paso. Algo que no se ve todos los días...


el segundo rápel: descenso junto a un enorme tronco

llegando al nevero: muchas toneladas de hielo todavía por derretir

el agua se ha abierto camino bajo el hielo, pero no se ha complicado la vida y ha excavado la altura justa

es muy bonito, pero mejor no entretenerse demasiado... por si acaso


En definitiva: descenso de iniciación sin apenas dificultad, a realizar sólo si ya conocemos las joyas de la zona y/o como complemento de éstas.



Datos de interés

Cotación: v2 a3 II

Acceso desde: Gabas (municipio de Laruns, Pirineos Atlánticos, Francia)

Aproximación: Viniendo de Laruns, y en dirección al Portalet y la frontera con España, cruzaremos el pequeño pueblo de Gabas. A la salida de éste y a la izquierda, dejaremos un primer coche en lo que parece el aparcamiento de un hotel abandonado. De no poder aparcar aquí, hay un aparcamiento público cien metros antes (pocas plazas). Con un segundo vehículo seguiremos adelante y tomaremos el desvío que por la derecha conduce al lago de Bious-Artigues. En un kilómetro, veremos a nuestra izquierda una pequeña presa. Doscientos cincuenta metros más allá encontraremos el aparcamiento de acceso.

A pie, volveremos atrás por la carretera para tomar el sendero que conduce al inicio del descenso en cinco minutos.

Si no disponemos de dos coches, no hay más que dejar el que tengamos abajo y recorrer a pie los dos kilómetros que separan Gabas del inicio del descenso.

Descenso: 1h 30 min.

¡el último tobogán, en el aparcamiento inferior!
Retorno: Progresando por el río, acabaremos llegando al puente de la carretera. Por la izquierda, subiremos a ésta casi delante del aparcamiento. 2 min.

Rápeles/más largo: unos 4 rápeles (alguno saltable), máx. 9 m

Material: cuerdas 1x20m, neopreno completo

Lo mejor: opción muy rápida para completar la jornada tras alguno de los grandes, o para iniciar a novatos

Lo peor: sabe a muy poco a los ya iniciados


Fotos: David Sánchez, Xavier


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails