Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

miércoles, 4 de junio de 2014

CASCADAS DE SALVASSA


Las cascadas de Salvassa me quedan muy cerca, y siempre que paso con el coche junto a ellas me es inevitable girarme y echarles un vistazo. Aún así, sólo las había bajado una vez, hace unos tres años. De la misma manera que la mayoría de la gente que vive en Barcelona no ha estado nunca en la Sagrada Familia, supongo que yo voy dejando para un futuro indeterminado ese montón de barrancos que me quedan cerca y ya he bajado o no me llaman excesivamente la atención. Ya tendré tiempo de hacerlos, ¿no? Sin embargo, hace un par de fines de semana Frank se animó a subir hasta la Alta Ribagorça para bajar el Salvassa con un par de amigos más, y me dió una buena excusa para repetir el descenso. 
 
la cascada final, vista desde la carretera
 

croquis de la cascada final (editado en agosto 2016)
Esta repetición también fue excusa para revisar al alza las longitudes estimadas de los rápeles de la derecha orográfica de la gran cascada. La vez anterior me había quedado algo corto en algunos rápeles, porque llevábamos cuerdas bastante largas y medimos a ojo (cosa que ya señalaba en la reseña). Esta vez llevábamos cuerdas algo más cortas y he podido estimar mejor las longitudes, tirando al alza en caso de duda. De todas maneras, para este descenso creo imperativo llevar cuerdas de 60 metros: para poder bajar indistintamente por la izquierda o por la derecha en la cascada final, y para llegar con margen suficiente a cada una de las reuniones de la gran vertical. Aunque ninguna de ellas es colgada, y la cascada es algo tumbada, llegar a las instalaciones a punto de quedarte sin cuerda, y a tantos metros del suelo, no es algo agradable.



En lo que al descenso se refiere... bien, aunque no es un descenso espectacular, sí me resulta interesante, sobre todo si se acierta con el caudal -algo nada difícil, se puede valorar desde la carretera-. El entorno es bastante salvaje, aunque eso incluye, lamentablemente, el acceso. Supongo que este último es lo que hace que la mayoría de la gente ni se plantee repetir el descenso. Pero oye, no está mal.

Vamos con un pequeño resumen en imágenes.
 
La primera parte, de cauce excavado, con toboganes acanalados -no siempre limpios- y una sucesión de rampas:

uno de los toboganes iniciales
el primer rápel, de 20 metros

improvisando un rápel en un árbol para salvar varios resaltes demasiado resbaladizos


El tramo intermedio, de carácter similar al anterior aunque algo más ancho y despejado, poco a poco más inclinado y con varios rápeles algo separados:

Frank, en un rápel de 15 metros
rápel de 40 metros previo a la vertical


Y por fin el tramo final, la gran cascada; una vertical algo tumbada de aproximadamente ciento ochenta metros fraccionada en cuatro rápeles:

Chema, descendiendo el tercer fraccionamiento (55 m)
Frank, en cabecera del cuarto y último rápel de la vertical

 
 
Datos de interés

Cotación: v5 a2 III

Acceso desde: Pont de Suert (Alta Ribagorça, Lleida)

Aproximación: Saldremos de Pont de Suert en dirección a Vielha (ctra. N-230). Cruzaremos la población de Vilaller, y tras superar el núcleo de Bono, a dieciocho kilómetros de Pont de Suert, atravesaremos el túnel de Bono e inmediatamente aparcaremos a la derecha. 

Mirando de frente a las cascadas, por detrás del quitamiedos sale un sendero hacia la derecha que desciende y cruza por encima del muro de contención del río Noguera Ribagorzana. Al otro lado, seguiremos la pista hacia la izquierda, en dirección a Senet, y cuando el terreno se abre, con un prado a la derecha y un torrente que se intuye poco más adelante, torceremos a la derecha por una pista perdida. Esta serpentea siguiendo más o menos el torrente, ganando altura, perdiéndose y apareciendo más adelante. Llegaremos a un tramo en que la pista avanza recta y cómoda en dirección al barranco, pero al llegar a una bifurcación habrá que torcer a la izquierda, en fuerte ascenso, y seguir otra pista más vestida que parece perderse. No lo hace: tras la vegetación sigue avanzando y va tendiendo a la derecha para llevarnos cerca de la parte alta del barranco. Allí arriba tocará orientarse, sortear la vegetación y, siempre hacia la derecha, buscar acercarnos a la cabecera y encontrar por dónde bajar. Tened fe. Tiempo, 1h a 1h 30 min.

Descenso: 3h 30 min. aprox.

las reuniones de la línea izquierda estaban así en 2014
Retorno: Nada más descender la gran cascada, por la derecha se asciende a un mirador. Desde allí cruzaremos el muro de contención del río y volveremos a la carretera. 5 minutos.

Material: cuerdas 2 x 60 m. Mallas o pantalón largos, y manga larga, para que las zarzas y la vegetación del acceso no hagan estragos en brazos y piernas.

Observaciones (editado en agosto de 2016): La gran cascada está equipada para descenderse por ambas orillas. La línea izquierda es la original y la más cercana al agua, y hasta 2015, también la peor conservada y menos segura. La foto es un buen ejemplo. Sin embargo, fue reequipada con motivo del Gorgs 2015 y hoy día presenta tiradas de hasta 57 metros desde reuniones a base de parabolts. La línea derecha, más reciente e igualmente equipada a base de parabolts inoxidables, baja alejada del agua y es la mejor opción en caso de duda por caudal elevado.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails