Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

martes, 4 de septiembre de 2012

RIO RASIGA


Al final, los meteorólogos consiguieron apuntarse dos sets, y los días 5 y 6 la lluvia se apoderó de nuestra agenda. No nos quedó más remedio que dedicarlos a poner orden en nuestras cosas, comprar comida, comprobar algunos caudales y jugar al Rumikub. Sin embargo, el día 7 (décimo día del calendario ossolano) amaneció al fin raso y con una previsión magnífica. Como la meteo volvía a permitir actividades largas, decidimos dedicarle el día al río Rasiga (v5a5V), un recorrido más largo y comprometido que los hechos en los últimos días de actividad.  En sus tres kilómetros de recorrido, el descenso tiene unos treinta y tres rápeles equipados, aunque parte de ellos pueden destreparse o saltarse. No tiene zonas muertas, por lo que la actividad es más o menos constante, y el interés del barranco también. Como colofón, en su parte final el agua ha formado unos magníficos estrechos en el granito que dejan un buen recuerdo. Es, posiblemente, el mejor y más completo barranco de la zona.

Desde el principio encontraremos saltos vertiginosos, toboganes con mayor o menor caudal, algún que otro rápel, y también momentos para la broma. 

tenemos la opción de empezar fuerte el descenso
no faltan los toboganes



el fantástico barranquista bala, antes del lanzamiento
y más rápeles-toboganes


probando un tobogán brusco, pero divertido
rápel (bien) equipado con un desviador en cabecera
























Unas tres horas después del inicio aparece uno de los pasos más espumosos del descenso, una cascada caudalosa, de paredes pulidas, con una recepción algo agitada. No plantea demasiados problemas.

¡mangazo!
entrada en plancha
























El descenso continúa y se va estrechando, aunque aún da tiempo para hacer algunos rápeles anchos más.

algunos pasillos deben nadarse
mientras que algunos rápeles se hacen en seco
























Sin embargo, la tendencia que sigue es la de cerrarse inexorablemente. En su parte final, aunque menos vertical, el barranco alcanza su momento de gloria estética, formando una garganta estrecha y oscura con pasillos angostos, rápeles encajados e incluso algún sifón, cubierto o no según caudal. Una gran forma de poner punto y final a un descenso de lo más deportivo y completo.

el tramo final presenta pasillos con rápeles y saltos
sus badinas son profundas



también hay algunos toboganes
y algunos pasillos, realmente estrechos...
 























...acaban en cascadas encajadas que es mejor saltar
para llegar al final, estrecho, oscuro, precioso
























Datos de interés

Acceso desde: Fonti, valle Bognanco (Verbano-Cusio-Ossola, Piamonte, Italia)

cartel al inicio de la aproximación a pie
Aproximación (con combinación de coches). Desde Domodossola, subiremos por la carretera SP68 en dirección a Bognanco. Antes de llegar a él, a la entrada del núcleo de Fonti, en un aparcamiento junto al puente que cruza el río, dejaremos un primer vehículo. Con el segundo seguiremos subiendo carretera arriba, para desviarnos más adelante hacia San Bernardo. Pasaremos la aldea de Alpe Vergengio, y tras una curva a la izquierda, veremos a la derecha un cartel con la indicación "Torrente Arabianca". Aparcaremos en el arcén, y seguiremos a pie el sendero que nace en ese cartel, y que después de pasar entre unas casas, nos conducirá llaneando hasta el río. Una vez frente a él, hay que seguir el sendero y remontarlo unos cinco minutos, para no saltarnos las primeras cascadas (20min.)

Descenso: 7 h aprox.

Retorno: Una vez finalizada la garganta final, seguiremos por el cauce hasta encontrar un puente. Subiremos a él, y siguiendo el camino hacia la derecha, llegaremos a Fonti (15 min.). El descenso continúa más allá de ese puente, e incluso tiene una cascada de 70 metros fraccionada, pero según todas las guías consultadas no merece la pena.

Cuerdas: 2x30 m

Observaciones: A dos tercios del descenso pasaremos una captación. Si ésta no se lleva el agua, las guías recomiendan no entrar en la parte final, la más engorgada, que podría presentar un caudal demasiado elevado. A valorar.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails