Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

martes, 17 de julio de 2012

GOLA DI BUGGIO


Al día siguiente de bajar el torrente Barbaira, buscamos algo cercano con lo que aprovechar la mañana, y nos metimos en el que acabaría siendo nuestro último descenso en esta escapada. La Gola di Buggio (v2a2II) es un descenso sencillo, de menor categoría que los hechos durante los días anteriores, aunque con algunos pasajes de interés. Se baja en un par de horas, y su recorrido consiste en superar tres rápeles de hasta 15 metros, algún que otro pequeño salto, destrepes, y también un pequeño caos de troncos y ramas caídos ya cerca del final. Desde luego, es un barranco menor, que no justifica recorrer mil kilómetros hasta allí, pero que bien sirve como complemento a los clásicos. A nosotros nos sirvió para acabar de dar por aprovechada la semana en lo que a barrancos se refería, y para poder hacer turismo el resto del día sin cargos de conciencia...

Aproximación: Usando como referencia Ventimiglia, saldremos de este municipio por la SP64 en dirección a Dolceacqua. Pasaremos primero esta población, luego Isolabona y más adelante Pigna. Superada este última, y ahora ya por la SP65, en un desvío torceremos a la izquierda y en tres kilómetros llegaremos a Buggio. La carretera entra en el pueblo y asciende torciendo a la izquierda. Después de varios giros llegaremos un aparcamiento. Dejaremos el coche aquí y continuaremos subiendo a pie por la carretera, saliendo de la población. Pasaremos una fuente, y en una curva de ciento ochenta grados a la izquierda, tomaremos un sendero hacia la derecha. Éste remonta el barranco en altura por su derecha hidrográfica, hasta llegar a un desvío en el que, por la derecha, bajaremos inmediatamente al cauce (30 min.).

Descenso: El recorrido se inicia con un tramo de río sin interés de unos veinte minutos, tras el cual llegan los rápeles. Los dos primeros ayudan a superar varios bloques enormes, que en el caso de R2 llegan a formar un puente de roca.
 
R1, 5 metros

R2, 15 metros para superar un caos...
...pasando bajo uno de los bloques
























A continuación, un tercer rápel (6 metros) nos deja en una bonita poza de aguas verde esmeralda. Tras él el barranco se engorga y forma bonitos pasillos.

R3, que no nos fiamos de saltar
Esta foto podría ser del Barbaira
























Por desgracia, encontramos algún que otro árbol caído recientemente estropeando toboganes y poniendo dificultades.
 
Troncos recién caídos, con las hojas aún verdes
Más pozas verde esmeralda
























Ya hacia el final, recorrimos algún pasillo subexcavado, más estrecho... y también nos topamos con una maraña de ramas taponando el cauce. Afortunadamente, fue algo puntual.


Muchos árboles caídos en el cauce, aunque no causan demasiados problemas






El barranco empieza como acaba, con un pequeño tramo de caminata por el río, hasta llegar al lugar que marca el punto y final al descenso: una estación de aforo con una tabla de medición.


Retorno: Pocos metros más allá de la estación de aforo, sale un sendero por la derecha que sube hasta las últimas casas del pueblo. Una escalera de cemento nos dejará en la carretera, desde la que bajaremos hasta el aparcamiento (20 min.).

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails