Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

viernes, 8 de junio de 2012

SIETE CASCADAS DE LIRI


De cara al fin de semana pasado, había ganas y alguna que otra idea, pero los días fueron pasando y finalmente todo quedó en nada. Y encima, llegaron también las tormentas... A pesar de todo, Anaïs y yo decidimos no quedarnos sin barranquear el domingo, y ya a mediodía decidimos hacer una salida relámpago hasta Castejón de Sos para bajar el barranco de Liri. El descenso requiere combinación de coches, pero como sólo teníamos uno, hicimos la versión corta finalizando en un escape hacia la carretera a mitad de barranco. De esta forma, sus doce cascadas se quedaron para nosotros en siete.

Descendimos el barranco entre tormenta y tormenta. En general no es aconsejable descender un barranco si llueve o amenaza llover; no obstante, en este caso el descenso era rápido, conocíamos el cañón y además éste tiene una cuenca pequeña y  poco favorable a las crecidas, por lo que era ideal para un día tan inestable. Y allá que fuimos.

Desde el coche, no hay ni cinco minutos hasta el primer rápel, una cascada de unos diez metros cosida a instalaciones arriba y abajo. En la segunda cascada, los parabolts dejan paso a un natural en un árbol, y rapelamos siete metros por fuera del agua.























El tercer rápel es más espectacular. De unos doce metros, se desciende por el activo.























Los siguientes tres rápeles son algo más cortos, de diez, ocho y siete metros. No plantean dificultades especiales, aunque en el primero de ellos (R4, de 10m) debe prestarse atención al roce de la cuerda en la roca desde la que se rapela.























Sin pausa, se llega al séptimo rápel (12m), que también se desciende por el activo. Tras él, un tobogán de un par de metros...























...y llegaremos a unas rampas en las que el barranco se abre y salimos al bosque. A la izquierda veremos el escape que decía anteriormente, y que en pocos minutos nos sacará a la carretera, a pocos metros del coche. Lo mejor es descender el cañón entero, pero si no disponemos de dos coches, esta alternativa es buena. El tramo descendido es muy contínuo, y si encontramos un buen caudal, nos dejará un buen sabor de boca.


Efecto del roce de R4 sobre una de nuestras cuerdas...
Aproximación: Desde Castejón de Sos (Huesca), saldremos en dirección a Pont de Suert por la Ctra. N-260. Al poco, torceremos a la izquierda en dirección a Liri, y recorreremos unos dos kilómetros y medio, hasta una curva pronunciada a la derecha con una amplia zona para aparcar a la izquierda. Dejaremos el coche aquí, y carretera arriba, unos metros más allá y por la izquierda, accederemos al primer rápel.

Retorno: Si bajamos el barranco entero, debemos dejar un primer coche en el cementerio de Castejón de Sos. Al acabar el descenso, llegaremos hasta él saliendo a la izquierda a unos prados y más adelante a la pista que lleva al cementerio. Si por contra, hacemos la versión corta, tras el séptimo rápel y el tobogán veremos a la izquierda un sendero poco trazado. Por él saldremos a la carretera en apenas cinco minutos, a corta distancia del coche de acceso.




No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails