Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

jueves, 3 de mayo de 2012

BARRANC DE ROI


Después del barranc d'en Solà, y para completar el día, Frank y yo recorrimos los apenas seis kilómetros que separan Astell del cruce de Castell-Estaó, y volvimos a cargarnos las mochilas para bajar esta vez el barranc de Roi (v2a2II). De esta manera, y después de tanto tiempo sin barranquear juntos, rematábamos nuestro reencuentro con un descenso que, si bien es bastante sencillo, deja un sabor de boca mucho mejor que el anterior.




El barranco se llama así por el característico color rojizo (roi) del terreno en esta zona. Se encuentra en el lado norte del pueblo de Castell-Estaó, en el municipio de la Torre de Cabdella (Lleida). Para acceder a él, y tomando como referencia La Pobla de Segur, saldremos de esta población por la ctra. N-260 hacia Senterada, y una vez allí tomaremos la carretera L-503 en dirección a Cabdella. Tras varios kilómetros, llegaremos a un cruce bien señalizado en el que, por la izquierda, se va a Antist y a Castell-Estaó. Giraremos en esa dirección y aparcaremos de inmediato, en el arcén derecho. Unos metros más adelante, encontraremos un camino balizado que parte de unas ruinas y que nos llevará hasta el pueblo de Castell-Estaó por entre el bosque. Justo al salir a un collado, con el pueblo ante nosotros, nos desviaremos hacia la derecha y tomaremos un sendero por el que descenderemos hacia el cauce del barranco, visible más abajo (40 minutos).

Además de las ruinas mencionadas, y si somos algo observadores, durante la aproximación veremos más abajo los restos de otras construcciones. Todo ello formó parte en su día de la que fue la primera mina de uranio de España, la Mina Eureka. A causa de su inviabilidad comercial, sus cuatro galerías sólo estuvieron abiertas de 1962 a 1965, aunque sus cicatrices perduran hoy día.

Pero volvamos al descenso. Después de empezar por un tramo algo abierto, el cauce se excava y estrecha, aunque las paredes que nos rodean siempre serán bajas. A lo largo del recorrido iremos alternando los resaltes con rápeles de hasta 12 metros. Nada complicado con el caudal normal, aunque lo resbaladizo del cauce obliga quizá a prestar más atención de lo habitual.

resalte al inicio del descenso
el primer rápel obligado, de unos 6 m























  
pasillo tras el primer rápel
la profundidad siempre es escasa























recogiendo tras el tercer rápel, con pasamanos
el barranco tiene rincones muy estéticos























  
el agua abundante da ambiente al descenso
otro bonito rincón que recordar























El punto final lo pondrán dos rápeles encadenados, de unos seis metros cada uno, con el puente de la carretera a la vista. En su lugar puede hacerse una única tirada, por la izquierda y en seco, pero vaya, ya que estamos...

Y no hay más. Después de recoger las cuerdas, subiremos por la izquierda a la carretera y caminaremos hacia la derecha, hasta llegar al cruce donde dejamos aparcado el coche (10 minutos).


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails