Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

viernes, 13 de abril de 2012

CANYON D'OURDAYBI


Tantos meses esperando que lloviera, y tenía que hacerlo justamente en nuestros días de vacaciones. La previsión meteorológica hacía difícil decidir el destino, de modo que este inicio de Semana Santa, en lugar de tirar la toalla, nos liamos la manta a la cabeza dispuestos a hacer kilómetros e ir cambiando de zonas en busca de un rayo de sol. O al menos, de un cielo sin lluvia...

La primera parada, el 31 de marzo, Sainte-Engrâce, en Pirineos Atlánticos (País Vasco francés). Es una zona que siempre me ha gustado mucho por el aspecto salvaje de sus cañones. A mediodía ya habíamos plantado la tienda y descargado los maleteros, de forma que teníamos toda la tarde por delante. Y para aprovecharla, escogimos como primer plato el cañón de Ourdaybi (v3a3III), un descenso perfecto para ello por tiempos y compromiso. El barranco, de menor envergadura que sus vecinos Olhadubie o Althagneta, tiene sin embargo su mismo carácter y ambiente. La vegetación es exuberante y el cauce, resbaladizo, se encuentra salpicado por innumerables caos de troncos.

La primera parte es una sucesión de resaltes y rápeles más o menos cortos, de distribución y forma cambiantes con el tiempo. Las crecidas mueven a su antojo grandes cantidades de madera por estos cauces, cambian de sitio los caos de troncos y el rápel de hoy puede taponarse mañana. Algunas reuniones intentan mantenerse a salvo de ello a costa de estar alejadas y expuestas.









































































Un rápel de 25 metros marca el principio del fin del tramo deportivo. Junto al afluente que cae por su izquierda, forma un rincón muy estético.




















Un par de rápeles más, y se acabó la verticalidad. En lo que es la segunda parte, y antes de finalizar el descenso, recorreremos un kilómetro de cauce encañonado y generalmente llano, aunque con algunos resaltes y, en nuestro caso, un rápel más. Por el camino veremos también los maltrechos restos de un coche que cayó al barranco hace años, y que lenta pero inexorablemente, crecida a crecida, va recorriendo el cañón. Algún día llegará al puente y la carretera.






























Aproximación
: Desde la pequeña población de Sainte-Engrâce y su iglesia románica del siglo XI, saldremos en dirección a Larrau y Tardets (ctra. D-113). Pasaremos la entrada a las gorgas de Kakouetta, y justo antes de cruzar un puente, giraremos ciento ochenta grados a la izquierda, por un desvío señalizado a "Dolainty Urrutia - Athorro". Cruzaremos dos puentes, muy seguidos, y empezaremos a ganar altura. En una curva cerrada a la izquierda, veremos una valla con una puerta metálica. Aquí acaba el descenso, por lo que dejaremos el primer o único coche en el arcén, y luego a pie o con un segundo vehículo continuaremos carretera arriba. En un par de desvíos, continuaremos siguiendo las indicaciones "Canyon Althagneta". Pasaremos algún que otro caserío, ganaremos altura y llegaremos a unos prados. Finalmente, en una curva a la izquierda, con nuestro barranco claramente visible a la derecha, veremos el sendero, señalizado con un pequeño cartel, que conduce en diez minutos al inicio del descenso.

Retorno: Después del kilómetro de caminata por el río, llegaremos a una zona abierta y veremos a la derecha las ruinas de una pequeña construcción. Por ahí saldremos a un sendero, que nos conducirá a la curva donde dejamos el primer coche en unos diez minutos. Si nos lo pasamos, deberíamos llegar a unas pasarelas y a una escalera metálica que nos sacará del cauce (antigua salida).

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails