martes, 6 de abril de 2010

TORRENT DE COMAFREDA

Cuarto día de nuestra estancia en Mallorca. Después de haber hecho Mortitx el día anterior, y planeando descender Gorg Blau-Sa Fosca el día siguiente, decidimos descansar y bajar algo sencillo. Cerca del santuario de Lluc se encuentra el torrente de Comafreda, que según teníamos entendido es difícil de coger con agua. Sin embargo, desde el lunes lo observábamos a su paso bajo la carretera y el agua fluía abundante, así que nos decidimos por él. Quien iba a saber que todo ese agua se filtraba poco después del primer rápel, y que ya no encontraríamos más que pozas medio llenas - y medio limpias - en el tramo final...

Como digo, el descenso se encuentra muy cerca del santuario de Lluc. En la carretera Ma-2130 que va de Inca a Lluc, ya muy cerca del cruce con la Ma-10 Sóller-Pollença, cruzaremos el torrente e inmediatamente encontraremos un collado con una gasolinera. Aquí debemos aparcar, equiparnos y retroceder por la carretera para bajar al torrente e iniciar el descenso. Lo ideal es haber dejado un primer coche en el pueblo de Binibona, final del descenso. Sin embargo, nosotros sólo disponíamos de un vehículo, así que optamos por el plan B, que se explica más abajo.

En honor a la verdad, debe decirse que el descenso nos defraudó. Abierto en sus inicios, varios resaltes dan paso a un rápel de cinco metros equipado precariamente. Para nuestro disgusto, poco más allá desapareció el agua, por lo que continuamos avanzando por rápeles y tramos de caminata por el cauce con un neopreno que ya no nos hacía ninguna falta. Así hasta el encañonamiento final, que es el tramo más interesante del descenso y en el que encontramos las pozas llenas de agua, aunque no cubrían.

















































































Finalizado el tramo deportivo, debemos avanzar por el cauce y superar dos vallas que lo cierran, hasta salir a una pista por nuestra derecha. Si hemos dejado un coche en Binibona, la seguiremos hasta el pueblo. Si sólo disponemos de uno, lo habremos dejado en la gasolinera del inicio. Nosotros optamos por dejarlo más abajo, en un espacio fuera de la carretera cerca del punto kilométrico 12, para igualar los tiempos de acceso y retorno. Siendo así, al salir del cauce a la pista debemos girar para, mirando hacia la bonita masía de Sa Coma, tomar la pista que sale por su izquierda. En principio nos llevará hasta el punto kilométrico 11 de la carretera, pero algunas reseñas ya avisan de que cuesta seguirla. Y efectivamente, nosotros la perdimos y acabamos jabalineando, avanzando campo a través hasta recuperarla y alcanzar la carretera. Eso sí, después de destrozarnos las piernas con el carrizo y saltar el muro correspondiente...












2 comentarios:

David dijo...

jajaja...esto es claramente un canyoning fail o algo mas conocido, zas en toda la boca...que rabia de barranco... :'(
Por cierto, muy buena la idea de taparle los ojos al que esta saltando el muro, ya que después de cometer el delito de allanamiento de morada solo faltaría que por esa foto lo "trincaran"...
jajajajajajajajaja!!!!!!!!

Xavier dijo...

Pues oye, en las fotos que he escogido no tiene tan mala pinta, jajaj. En cuanto al de la foto, entre que no se le ven los ojos, y que éramos un montón en el grupo aquel día, nunca podrán identificarlo, no no... :D

Related Posts with Thumbnails