Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

viernes, 28 de junio de 2013

EL PIRINEO ORIENTAL FRANCÉS



el camino más corto es a veces el más tortuoso
Este fin de semana pasado, aprovechando el puente de San Juan, buena parte del grupo salimos a la carretera para revisitar la mitad de los grandes clásicos de los Pirineos Orientales franceses. Antes de venirme a vivir a esta esquina de Catalunya visitaba la zona con frecuencia, y para los amigos que todavía viven en los alrededores de Barcelona, esa zona sigue siendo una especie de patio trasero al que ir a jugar. Ahora, en cambio, es uno de los rincones del Pirineo que me quedan más lejos...

Así pues, el sábado crucé la mitad oriental de la cordillera y me reuní con los buenos amigos de siempre a tiempo de bajar un Anelles disfrutón. Al día siguiente aprovechamos la jornada combinando Mas Calsan y Salt del Pi, y después de celebrar la verbena en nuestro campamento de Céret, rematamos la faena el lunes bajando en total soledad, aunque parezca increíble, el imprescindible Llech.

Las opciones más potentes de la zona, Taurinyà y Saint-Vincent, todavía llevaban un caudal excesivo, por lo que deberán esperar una mejor ocasión. 


LA ZONA

El departamento francés de Pyrénées Orientales se sitúa al sudeste de nuestro país vecino, y limita al sur con la provincia de Girona. Su capital y ciudad principal es Perpignan, y lo más importante: tiene buenos y variados barrancos para descender.

mapa de la zona con la situación de los barrancos más representativos


LOS DESCENSOS

Desde el punto de vista barranquista, el departamento se puede dividir en dos zonas:

Céret
Es la zona más cercana a  la frontera, con varios descensos de baja o mediana dificultad distribuidos a lo largo de la carretera D115, básicamente entre las poblaciones de Céret y Arles-sur-Tech. Los descensos más destacados de la zona son:
  • Anelles. El más interesante y divertido del sector. Bastantes saltos, algunos de ellos buscados.
  • Baoussous. De interés relativo, su gracia consiste en su proximidad al Anelles, lo que lo convierte en su combinación natural. Con caudal bajo pierde muchos enteros.
  • Mas Calsan. Otra buena opción, repleta de saltos y toboganes, aunque con menos caudal que Anelles. La goulotte o pasillo estrecho es su paso más emblemático.
  • Salt del Pi. Breve aunque interesante descenso si se coge con un caudal elevado.
  • María Valenta. Corto y resbaladizo descenso, aunque continuado y estético.

primer rápel del Anelles
la goulotte del Mas Calsan

poniendo punto y final al María Valenta
el Salt del Pi, que da nombre al descenso



Prades

Situado más al norte, al sector se llega siguiendo la carretera N116 desde Perpignan (Francia) o desde Puigcerdà (España). En general, los barrancos de esta zona son más largos, más acuáticos y plantean un mayor compromiso y dificultad que los de Ceret. Los imprescindibles, no ya del sector sino del departamento, son estos:
  • Llech. Un barranco casi de 10: muy acuático y con infinidad de saltos y toboganes. Máxima diversión y un único rápel obligado si se conoce bien el descenso.
  • Taurinyà. Mucho menos lúdico que su vecino Llech, pero interesante y sostenido.
  • Saint-Vincent. El grande de la zona. Muy largo en longitud y horarios, físicamente duro y con algunos pasos técnicos. Para mí es un descenso imprescindible.
  • Cady. Técnico con caudal, acuático y muy bien valorado.

Taurinyà
 
Saint-Vincent: el "forat del mort"























tramo final del Cady
uno de los muchos saltos posibles del Llech























 
REGULACIÓN LEGAL

El descenso de barrancos en este departamento está sometido a una regulación específica de la prefectura de los Pirineos Orientales, que básicamente establece los periodos y/o días concretos en que se permiten los descensos. También establece la prohibición de descender diversos barrancos (Nyer o Can Guillet, por ejemplo). Normalmente, en la web francesa descente-canyon podremos encontrar información actualizada sobre la regulación de cada descenso, que puede ir variando. Este año, por ejemplo, las grandes cantidades de nieve acumuladas y el deshielo tardío han hecho que la mayoría de los descensos hayan permanecido prohibidos hasta hace sólo unos días.




ALOJAMIENTO
 
Si habitualmente nos alojamos en campings, en cada sector de la zona encontraremos varios entre los que escoger. En Céret, habitualmente utilizamos el camping municipal, tranquilo y barato, que sirve como un buen campo base desde el que atacar los descensos del sector. En la zona de Prades, en Fillols podemos utilizar el camping des Sauterelles, en la misma pista de acceso a las gorgas de Taurinyà; y en Vinçà, su camping municipal o bien el camping Les Escoumes, a pie de carretera, con acceso al lago y bien comunicado.



BIBLIOGRAFÍA
  • Descenso de cañones. Pirineo Oriental (tomo I). Eduardo Gómez, Autoed. 2000. En castellano, esta miniguía es la obra de referencia en nuestro idioma, pero lamentablemente es difícil de encontrar.
  • Gorges et canyons en Languedoc Roussillon. J.P. Lucot y R. Quintilla. Ed. Edisud, 1990. En francés.
  • Els 30 millors barrancs del Pirineu. A. Batllori, Ed. Cossetània, 2006. En catalán, es una obra más general que contiene, entre otras, las reseñas de Cady, Saint-Vincent, María Valenta y Llech.



No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails