Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

GARGANTAN DE OSSOUE SUPERIOR


Después de bajar Anaye y Lescun, Oscar y yo cogimos el coche y nos desplazamos hasta Gèdre, en el valle de Gavarnie. A la mañana siguiente se nos unió Frank, y los tres nos dirigimos hacia este descenso, uno de los platos fuertes de la semana que nos habíamos asignado, caracterizado en teoría por su alto caudal. Y digo en teoría, porque una vez sobre el terreno el volumen de agua que encontramos fue muy asequible, mucho más bajo de lo esperado, y no nos dió ningún problema. Eso sí, el barranco es muy bonito.


Para llegar hasta aquí, saldremos de Gèdre en dirección a Gavarnie, y una vez en este pueblo, lo atravesaremos en dirección a las pistas de esquí. Justo al final de la población, en una curva a la izquierda, tomaremos una pista que nace por la derecha y la seguiremos hasta el final, muy cerca de la presa de Ossoue, donde encontraremos una explanada en la que aparcar. El escenario es magnífico, con el Vignemale y su glaciar al fondo del valle. A nuestra izquierda, a pocos metros del aparcamiento, veremos el cauce y bajaremos a él. Empieza el descenso...















...y lo hace con un salto de 6 metros, e inmediatamente un rápel de 8 que nos deja en una marmita colapsada, en la que el agua ha acabado abriendo una grieta, una puerta, por la que salir. El siguiente rápel es similar, de 6 metros y con otra marmita agujereada de recepción.






























Tras ella, un destrepe y un rápel de 7 metros con pasamanos, en el que un pequeño péndulo nos ayudará a evitar la poza y alcanzar otro pasamanos más, para realizar un nuevo rápel, esta vez de 10 metros.






















Estamos ya en el rápel final, de 25 metros. La instalación está en la boca de salida, y en la pared veremos varios pitones y chapas que sin duda serán de ayuda con caudal alto. Ojo aquí, a medio rápel encontraremos una marmita colgada, y salir de ella puede ser difícil según caudal.

















Tras esto, el cauce se abre y ya puede abandonarse fácilmente para volver a la pista y al coche. Ha sido rápido... y por ello, el descenso puede combinarse fácilmente con el Saugué inferior, otro caudaloso barranco cercano a Gèdre, cuyo caudal es fácil de evaluar desde la carretera. Claro que también puede hacerse turismo y visitar la cercana gran cascada de Gavarnie...

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails