Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

viernes, 19 de marzo de 2010

BARRANC DELS PENYALS


Después de bajar el barranc de l'Infern y comer algo, cogimos el coche sin quitarnos el neopreno ni nada (si te lo quitas, luego ya no te lo vuelves a poner...) y nos acercamos al barranc dels Penyals. Para ello seguimos la misma carretera CV-712. Al llegar a Vall d'Ebo, la carretera rodea el pueblo y luego asciende y pasa junto a la entrada de la cova del Rull. Más adelante, en el punto kilométrico 11, dejamos el coche a un lado de la vía. Por la izquierda sale un sendero poco trazado, que pasa junto a una curiosa cabaña construida con botellas de vidrio, y que nos lleva al cauce en apenas diez minutos. Éste se va cerrando poco a poco, hasta que llegamos a las primeras dificultades.
















Las paredes están muy pulidas, y llegan a acercarse hasta formar pasillos muy estrechos, con puntos concretos de poco más de medio metro de ancho. Nada más empezar, rapelamos para evitar la primera de las muchas marmitas trampa que presenta el cauce.
















No tardamos en encontrar algo de agua, aunque no tanta como en el Infern, ni tan limpia. En general, avanzamos por estrechos sinuosos, destrepando pequeños resaltes y pozas y realizando pequeñas escaladas para sortear las marmitas trampa que nos vamos encontrando. Sólo rapelamos en un par de ocasiones; el resto de las veces destrepamos, e incluso hicimos un par de saltos. Igualmente, el barranco tiene en varios puntos anclajes químicos para montar pasamanos recuperables, útiles para evitar tanto las aguas vivas en caso de caudal alto, como para sortear las aguas muertas que puedan quedar tras mucho tiempo sin lluvias...


















































Después de las últimas marmitas trampa, el barranco se abre ligeramente. Enseguida veremos a nuestra izquierda la vaguada de un afluente y algunas trazas de lo que parece un sendero, aunque es posible que sus autores sean más bien los animales de la zona. Subiremos por ellas hasta lo alto, y llegaremos a unos bancales de olivos y una pista, que nos devolverá a la carretera, cerca del kilómetro 12. Sólo nos queda subir por ella el kilómetro que nos separa del coche.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails