martes, 29 de diciembre de 2009

BUSCANDO LA GROTTA DONINI

La Grotta Donini es el barranco mejor valorado de Cerdeña, y estaba claro que había que hacerlo. En realidad es un curso de agua subterráneo, una cueva que nace en el cauce del Codula Orbisi y que después de varios rápeles y galerías inundadas, encuentra la boca de salida en medio de la pared, formando una cascada de 50 metros. Por todo esto, fue el primer descenso que intentamos. Nuestro primer día en Cerdeña lo pasamos viendo llover, pero al siguiente cogimos los trastos y fuimos a buscar la cueva. Teníamos las dos guías de la zona y un track gps; sin embargo, una vez en el sitio comprobamos que no iba a ser fácil encontrar la boca de entrada en un cauce tan pedregoso y lleno de grietas y agujeros como el que se ve en la foto de la izquierda.

Localizamos dos agujeros que coincidían con las indicaciones de la guía, aunque en la orilla izquierda. Les echamos un vistazo, pero aunque tenían continuidad y sin duda conducían bajo tierra, su interior no se parecía en nada a la descripción de las guías, y lo dejamos estar. Se nos hizo tarde, y no había tiempo de descender nada ya.



















Al día siguiente, decidimos ser más prácticos y descender el Codula Orbisi, aprovechando para buscar nuevamente la cueva. Localizamos un agujero unos 200 m más arriba de los dos anteriores, coincidente con la descripción de la guía, y Jordi bajó a echarle un vistazo. Tras un primer pozo, encontró la inscripción "Grotta Donini - Via del mondo". A la izquierda, una gatera y luego nada; a la derecha, una sala sin salida. Esto tampoco cuadraba con la descripción de las guías...














Un poco frustrados, por la tarde fuimos a Dorgali y decidimos buscar ayuda: la Donini tenía que caer. En una pequeña empresa de deportes de aventura nos pusieron en contacto con María, montañera de la zona. El sábado nos reunimos con ella y volvimos a la zona. Nos equipamos, entramos al cauce... ¡y nos llevó directos al agujero del día anterior! No podía ser. Jordi volvió a bajar y comprobó lo que ya había visto: por la izquierda no se iba a ninguna parte, y por la derecha, que resultó ser la entrada normal del descenso, tampoco. La sala a la que se llega tras el primer pozo estaba taponada por una gran acumulación de ramas y barro que impedía el paso. Era imposible saber el tamaño del tapón, ni el tiempo que llevaría desobstruir el paso, así que lo dejamos correr. Lástima...










Lo único que nos llevamos fue la visión de su bonita cascada final, la boca de salida de la cueva, que puede admirarse desde el retorno del descenso del Orbisi y del Flumineddu.

Aprovecho para darle nuevamente las gracias a María, que nos acompañó a buscar la entrada de la cueva, y luego nos condujo por un atajo muy expuesto a la entrada del Flumineddu y se dió la vuelta, a cambio únicamente de un rato de charla y de una cena que finalmente no pudo ser. ¡Hasta la próxima!






1 comentario:

Xavier dijo...

Bueno... tres semanas después, la Grotta Donini vuelve a estar abierta:

http://www.canyoning.it/forum/topic.asp?whichpage=0,65&TOPIC_ID=730&#1323

Related Posts with Thumbnails