lunes, 8 de septiembre de 2008

GORGAS DE NÚRIA


Cuando llega el fin de semana, pero sólo dispones del domingo para hacer barrancos, las opciones se reducen drásticamente. El Pirineo queda relativamente lejos de Barcelona, y hace tiempo que no me apetece subir hasta allí y bajar en un mismo día. Aunque no sería la primera vez que lo hiciera... Por esto, David y yo decidimos aprovechar el día de ayer y bajar las Gorgas de Núria, que él todavía no conocía.
Qué puede decirse del Núria... Es uno de los descensos míticos de Catalunya, con fama de difícil y varios accidentes mortales en su haber. Sin embargo, hace tiempo que la presa de su cabecera le quita más caudal del que sería deseable, y que en verano se muestra accesible y no da más problemas que el de soportar el frío de sus aguas. Así, en primavera y mientras dura el deshielo es un descenso técnico y de aguas vivas, mientras que a finales de verano, sin dejar nunca de mantener un buen caudal, es un barranco deportivo y disfrutón, con sus buenos saltos y toboganes.

El acceso se realiza desde el pueblo de Queralbs (Girona). La opción clásica es dejar el coche en la estación del tren cremallera, o en el pueblo, o algo más arriba en la carretera, y seguir las marcas del sendero GR 11 que lleva a Núria. En una hora y media, tras haber cruzado a la izquierda hidrográfica del río y unos zig-zags, encontraremos el sendero que lleva a la presa y el inicio del descenso. Otra opción es coger el cremallera y subir con él hasta Núria, para luego seguir el mismo sendero en sentido descendente unos 45 minutos. Esta opción (tren+GR de bajada) tiene un tiempo total algo más corto.

Una vez en el inicio, comprobamos que el caudal era bajo para lo habitual: de la presa no rebosaba nada de agua. Desde la llave de paso de la canalización hicimos el primer rápel, de unos 14 metros. A continuación un resalte reseñado como tobogán de 3 metros, que siempre he saltado...

















... y la cosa se anima: un tobogán de 6 metros, y a continuación otro de 17 m. Ambos son rapelables y cuentan con pasamanos, pero con caudal normal no es necesario utilizar las instalaciones de rápel.






















Luego tenemos un rápel de 10 metros y otro de 14, que también he visto bajar como tobogán. Yo prefiero la opción de rapelar y desviarme hacia una repisa a la derecha, a unos 5 m de altura, y saltar desde allí. A continuación las paredes se abren y llegamos al famoso salto del pont del sastre, de 14 metros de altura. Las paredes, ahí abajo, se ven cerquita... pero el salto es limpio. Con esto finaliza el primer tramo del descenso.

















A la izquierda, R14m. En la foto de la derecha, David valorando si saltar es buena idea o no...


A partir de aquí lo recomendable es descender por el sendero, a la izquierda hidrográfica, hasta llegar al siguiente puente, desde el que volveremos a bajar al cauce y empezaremos el segundo tramo. Con ello nos ahorramos la parte intermedia, en la que sólo encontraremos algún salto. La segunda parte del descenso empieza con varios rápeles sin nada especial, que nos llevan a lo interesante: primero, un pasamanos tras el cual realizamos un salto limpio de 10 metros.






















Después viene un tramo con diferentes posibilidades. Se trata de lo que hasta el último reequipamiento era una marmita trampa, y la gorga que le sigue. Para empezar, todo ello puede evitarse por un pasamanos a la izquierda, que resigue la pared y nos deja en una repisa desde la que hacer un rápel de unos 25 metros parcialmente volado. Sin embargo, ahora no es problema descender a la marmita, en cuya salida hay ahora dos instalaciones: a la derecha, directa por el agua, 15 metros (foto abajo izda.). A la izquierda, pasamanos de cable que nos aleja de la cascada y nos permite llegar a una repisa inferior desde la que saltar. También podemos ignorar estas instalaciones y hacer un tobogán... En esta poza se generan fuertes movimientos (rebufos) en caso de caudal alto, así que debe valorarse bien la opción a escoger según el agua que lleve el descenso.
















Tras esto sólo queda un rápel de 7 metros saltable (foto arriba dcha.). Enseguida encontramos un gran hito, sobre un bloque a la derecha, que marca el sendero que nos conduce al GR, y luego a Queralbs. También podemos continuar río abajo, hasta la central hidroeléctrica de Daió de Baix, pero en lo restante sólo encontraremos un par de rápeles reseñados. ¿Merece la pena?


Más información

La bibliografía recomendada es prácticamente la de siempre:

  • Guía de descenso de cañones y barrancos. Pirineos. Eduardo Gómez y Laura Tejero, Ed. Barrabés, 2002.
  • 50 barrancos del Pirineo. Los descensos más bellos. José A. Ortega y Miguel A. Cebrián, Ed. Desnivel, 2006.
  • Els 30 millors barrancs del Pirineu. Alex Batllori i Lacueva, Cossetània Edicions, 2006. (En catalán).
En internet, podemos encontrar la reseña del barranco, entre otras páginas, en Cañones y Barrancos.

Eso sí, para todas estas fuentes debe tenerse en cuenta la existencia de las nuevas instalaciones.


3 comentarios:

sml dijo...

El tercer tramo después de la gran gorda no merece la pena.

Es para hacerlo una vez en la vida para verlo y ya está ;)

Es todo abierto y tiene 2-3 rápeles. Solo uno merece la pena porque vas a una marmita estrecha que tiene que ser una lavadora con caudal de primavera.

Luego hay muchísimo pateo por caos y rio hasta llegar a la central de Daió.

Además, hay que dejar un coche en la central o sino el pateo extra hasta la estación de Queralbs también es un agobio tras muchas horas de barranco.

Del resto de toboganes-saltos, etc, hay alguna cosa opcional pero no la desvelaré todavía ;)

Yo vuelvo el año que viene a hacerlo en aguas vivas, a ver si puedo hacer el segundo tramo. ¿Quién se apunta? ;)

Xavier dijo...

Hola Sml,

La pregunta ¿Merece la pena? era retórica: sólo con ver cualquier reseña ya se deduce que el tercer tramo -con lavadora o sin ella- no vale la pena, aunque sobre gustos... ;)

En cuanto a los toboganes y saltos... en mis descripciones no pretendo ser exhaustivo, sino simplemente explicar más o menos lo que considero la progresión normal o lógica por el barranco. Normalmente no reflejo detalles como esos saltos buscados en los que hay que trepar o hacer filigranas, porque no me parecen parte de la progresión lógica, sino más bien elementos que convierten los barrancos en parques acuáticos. Tampoco me gusta detallar demasiado pasos técnicos o explicar trucos, porque creo que deben descubrirse sobre la marcha teniendo la técnica suficiente. Aunque esta temporada, lamentablemente, no se puede decir que haya hecho demasiadas cosas técnicas... :(

Y en cuanto a lo de volver en condiciones de aguas vivas, yo encantado!! Con lo que me gusta el agua, este año he llegado tarde... :'( Como vosotros este finde con el Eriste IV, jejeje.

Nos vemos! ;)

sml dijo...

Vaya, no me había dado cuenta que la pregunta fuera retórica... es que como hay gente que lo pregunta.
De hecho RicardVic me dijo que lo ha hecho 20 o 30 veces el barranco y siempre los tres tramos, así que ya tenemos la excepción.

Lo de las cosas secretas era un comentario jocoso, está bien tu explicación y es lógica, yo hace tiempo que no hago descripciones exhaustivas porque no tengo tiempo y lo voy a hacer cada vez menos.

Y efectivamente, el Eriste IV más seco que la mojama, pero ya era esa la intención de conocerlo sin agua para luego meternos en aguas vivas sin sorpresas.

Related Posts with Thumbnails